Cercos de estanqueidad

Para instalar adecuadamente las ventanas para tejados es necesario tener en cuenta los cercos de estanqueidad o tapajuntas para conseguir un aislamiento de la ventana frente al agua. Esto garantiza un sello hermético entre la ventana y la cubierta permitiendo una mejor integración. Su objetivo es impedir que el agua se estanque, facilitando, tras la lluvia, un drenaje eficaz. Existen dos opciones de instalación, normal y hundida.