Ventajas y tipos de aislamientos térmicos

Disponer de un buen aislamiento térmico supone un importante ahorro energético, además de aportar un mayor confort al inmbueble

El aislamiento térmico reduce las pérdidas de calor y las filtraciones en invierno, y el recalentamiento y la entrada de aire caliente en verano. Disponer de un buen aislamiento térmico supone un importante ahorro energético, además de aportar un mayor confort al inmbueble. 

Las pincipales ventajas que ofrece la instalación de aislamiento térmico son:

- Ahorro energético: un buen aislamiento ayuda a disminuir entre un 25 y un 30% de nuestra factura mensual al reducir al máximo las pérdidas de frío y calor.

- Confort: nos ayuda a conseguir una temperatura agradable, un factor determinante para nuestro bienestar.

- Beneficios medioambientales: optimizar el consumo de energía al reducir las emisiones de CO2 y el impacto del sobreconsumo de combustibles en el medio ambiente.

Existen diferentes tipos de materiales aislantes dependiendo de la zona que se quiera aislar y del tipo de instalación. Los más utilizados son:

Asilantes minerales

- Lana de roca: fabricada a partir de roca volcánica fundida, es recomendada para el aislamiento térmico de suelos, paredes interiores y fachadas ventiladas.

- Fibra de vidrio: se fabrica a partir de arena fundida y está indicada para aislar paredes interiroes, falsos techos y bajo cubiertas.

Aislamientos ecológicos y reciclados

- Corcho: es un material natural y 100% ecológico y tiene gran capidad aislante para suelos y paredes.

- Geotextil: un material fabricado a partir de materiales textiles reciclados.

Aislamientos reflexivos

- Reflexivo multicapa y burbuja: es un material aislante compuesto por una o varias capas.

Otros aislamientos

- Poliestireno expandido: es un material de origen sintético muy versátil.

- Poliestireno extruido: muy similar al anterior, pero con otras propiedades. La principal es que puede mojarse y presenta una gran resistencia mecánica.

- Espuma de piluterano: compuesto a base de petróleo y azucar, dando lugar a una espuma rígida y ligera con baja conductividad térmica. Se caracteriza por una gran adherencia a diferentes tipos de superficies.

Los sistemas más empleados para aislar una vivienda por el exterior son:

Envolvente

- Sistema SATE: consiste en la aplicación de un revestimiento aislante de múltiples capas protegido por un mortero.

- Sistema de fachada ventilada: se produce mediante la fijación sobre la pared de una capa de aislamiento con una estructura metálica. El aislamiento puede ser rígido o semirígido y, habitualmente, está compuesto por lana mineral.

- Sistema de aislamiento de fachada por inyección en cámara intermedia: la inyección de espuma de piliuterano, lana mineral o incluso celulosa es una posibilidad cuando no es posible llevar a cabo una rehabilitación de fachada exterior. Consiste en inyectar el aislamiento en el exterior de la cámara de aire de las paredes, siempre y cuando ésta exista y resulte accesible. Se necesita taladrara la pared y realizra una serie de orificios separados cada 50cm para poder insertar la pistola de inyección.

- Aislamiento en cámara: se coloca un mortero, se pega el aislamiento y se cierra con muro tradicional.

Partición en vertical

- Trasdosados: se coloca el aislamiento y, sobre él, una placa de yeso laminado.

- Tabiques: el aislamiento se instala entre placas.

Aislamiento en suelos

Aislamiento en techos

En nuestros almacenes te asesoramos sobre el material y sistema que mejor se adapta a tus necesidades para ayudarte a elegir el aislamiento perfecto.


Destacados

Últimas Noticias

  • Soluciones para aislar tu casa de los ruidos exteriores

  • Se abre el proceso de consulta pública previa para la actualización de la certificación energética