Una buena acústica reduce la necesidad de medicación extra en un 67%

Los ruidos pueden provocar emociones negativas, como estrés o ansiedad

En el Hospital de la Universidad de Huddinge (Suecia), se realizó un estudio en el espacio de la unidad de cuidados intensivos de enfermedades coronarias, examinando el efecto de los entornos acústicos. El estudio se dividió en dos fases:

  • Fase 1. Se crearon unas condiciones acústicas deficientes durante cuatro semanas.
  • Fase 2. Se generó una buena acústica durante otras cuatro semanas.

Los resultados obtenidos descubrieron que en un buen entorno sonoro la necesidad de medicación extra es un 67% más baja.

 

¿Cómo se consiguió?

El sueño y el descanso son fundamentales para nuestra salud, por ello, el diseño de las salas de hospital debe facilitar la privacidad, la comodidad y unas buenas condiciones para el sueño. Los pacientes no deben estar expuestos a sonidos y ruidos que puedan provocar emociones negativas, como estrés o ansiedad.

En la fase 2 del estudio, se instaló un techo fonoabsorbente, dando como resultado la reducción de los niveles sonoros en 5-6 dB, el tiempo de reverberación bajó de 0,9 a 0,4 segundos, y el Índice de Transmisión del Habla (índice para medir la claridad del habla) aumentó del 0,64 al 0,86. Se logró un ambiente más tranquilo y relajado, lo que llevó a que el pulso de los pacientes descendiese, logrando una menor necesidad de medicación extra.

 

Solución ECOPHON

En este caso, se empleó Ecophon Hygiene Performance™ A, un techo que cumple las más estrictas demandas de higiene en cuanto a limpieza y desinfección, a la vez que contribuye a lograr un buen entorno sonoro. 

 


Destacados

Últimas Noticias

  • El cambio climático y el aislamiento térmico

  • Jornada Formación - Sistema Placotherm

    Jornada Formación - Solución de fachada Placotherm®