La lana de roca reduce entre un 70% y un 90% los gastos de calefacción y climatización

La gran solución para lograr la descarbonización del país antes del año 2050

El aislamiento de lana de roca se presenta como la gran solución para reducir la factura de la luz y combatir la pobreza energética. ROCKWOOL, fabricante de aislamiento de lana de roca, afirma que este producto puede reducir entre un 70% y un 90% los gastos de calefacción y climatización. Según los datos de IDAE, Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, estas facturas suponen cerca de 2.000€ de media al año. Albert Grau, public affairs de ROCKWOOL Peninsular, asegura que el usuario no pagaría más de 300€ al año con la instalación de este material ecológico y reutilizable.

El objetivo del Ejecutivo Central y de la Unión Europea es descarbonizar el país antes del año 2050. Las promotoras buscan edificios sostenibles, construcciones que gasten poca energía y que además sea renovable. El problema que tiene España, es que su parque inmobiliario se encuentra muy envejecido y para lograr la descarbonización no basta únicamente con levantar edificios eficientes, también es necesario fomentar la rehabilitación de las casas más antiguas.

España cuenta con más de 25 millones de viviendas, de las cuales, el 60% se construyeron antes del 1980, momento en el que comenzaron a aplicar las normativas técnicas de construcción. Cada año se rehabilitan 40.000 unidades, una cifra que se encuentra muy lejos de las 300.000 unidades al año que serían necesarias para conseguir la sostenibilidad que reclama la Unión Europea.

Lana de roca

En este escenario, ROCKWOOL y su lana de roca ofrecen múltiples soluciones, ya que aseguran un ahorro entre un 70% y un 90% en la factura de la luz, en calefacción y climatización. Albert Grau argumenta que para plantar cara al frío dentro de las viviendas hace falta voluntad política por parte de todas las administraciones implicadas, “Instalar nuestro material, que además de aislante térmico también es acústico y un protector contra incendios, tiene unos costes que rondan los 7.000€ por vivienda (80m2)”.

En este punto se encuentra el problema: ¿cómo va a pagar un inquilino que no es capaz de hacer frente al gasto de la factura de la luz un presupuesto de 7.000€? Por ello, ROCKWOOL reclama la intervención de las administraciones.

Pasaporte energético subvencionado

El fabricante de lana de roca apoya la propuesta del pasaporte energético. Esta medida busca que la administración inyecte dinero al propietario para que se comprometa a acometer una serie de reformas en su vivienda, el planteamiento es que el Ejecutivo Central adelante parte del montaje económico. Con esta idea, el inquilino se compromete a realizar una serie de rehabilitaciones en su hogar de forma paulatina, sellando con cada reforma su pasaporte energético hasta completarlo y convertir su vivienda en sostenible. Estas subvenciones preferentes ayudarían a soportar el cambio de uso de la energía del hogar.

La propuesta se presentó al Ministerio de Fomento y al de Transición Ecológica, mostrando ambos un gran interés. “Seguramente se apruebe en marzo del 2020 a través de la estrategia de rehabilitación a largo plazo que tiene que presentar España cada tres años a Europa”, afirma Albert Grau.

 


Destacados

Últimas Noticias

  • Madrid presenta el presupuesto de 2020 para la regeneración urbana y rehabilitación de viviendas

    Madrid presenta el presupuesto de 2020 para la regeneración urbana y rehabilitación de viviendas

  • Frenar el cambio climático y conseguir un ahorro energético

    Frenar el cambio climático y conseguir un ahorro energético