La eficiencia energética es una de las soluciones para impulsar la economía y el bienestar social tras el impacto del COVID-19

Aislar las viviendas reduce la demanda energética y disminuye las emisiones de CO2

Según los expertos, la crisis del COVID-19 tendrá graves consecuencias para la sociedad y la economía. Ante la situación, los gobiernos se están planteando importantes paquetes de estímulo económico. 

En este contexto, en Europa se ha lanzado la Green Recovery Alliance (Alianza para una Recuperación Verde), una iniciativa que defiende que las políticas de estímulos deben ser efectivas desde el punto de vista económico y social y, a la vez, estar alineadas con las políticas de sostenibilidad y biodiversidad, que son esenciales. Esta iniciativa, se apoya en el Pacto Verde Europeo, el cual se basa en tres pilares: digitalización, descarbonización y resiliencia.

En esta situación, surge el manifiesto Por Una Recuperación Sostenible, firmado por más de 240 personalidades y organizaciones, públicas y privadas, una iniciativa que reclama a la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados políticas económicas y sociales alineadas con la sostenibilidad y biodiversidad. “Sin sostenibilidad ambiental, no habrá sostenibilidad económica ni social”, ha asegurado Miguel Ángel Gallardo, Business Unit Director de ROCKWOOL Peninsular. 

Los impulsores del manifiesto señalan que España tiene unas condiciones idóneas para impulsar su economía y sociedad a través de directivas verdes, ya que existe un potencial desarrollo de las energías renovables, de la industria y de la eficiencia energética.

ROCKWOOL Peninsular, líder fabricante de aislamiento a base de lana de roca, un material sostenible y reciclable, se encuentra entre las empresas del sector de la edificación que ha firmado el manifiesto. Exige que todas las decisiones y acciones que se lleven a cabo se traten previamente con los agentes económicos y sociales del país, logrando así que la crisis cause el menor impacto posible sobre la economía, la sociedad y el medio ambiente. “Debemos maximizar el valor de estas políticas pensando en el beneficio de todo el país porque sus efectos serán cruciales para la reactivación”, ha afirmado Miguel Ángel Gallardo. 

“La eficiencia energética es el principal pilar de nuestra actividad. Debemos conseguir que los edificios sean eficientes, ya que, actualmente a escala mundial suponen el 28% de las emisiones de CO2. De esta manera, aislar las viviendas con lana de roca permite reducir la demanda energética hasta en un 90% y, por lo tanto, disminuir las emisiones. Además, el confinamiento, ha puesto en evidencia la necesidad de disponer de hogares agradables y confortables. Las propiedades de la lana de roca permiten que haya confort acústico y térmico en todos los espacios”, ha agregado Miguel Ángel Gallardo. 

 


Destacados

Últimas Noticias

  • Falsos Techos: Una incorporación dual, tanto funcional como estética

    Falsos Techos: Una incorporación dual, tanto funcional como estética

  • Una buena acústica en oficinas de planta abierta reduce el estrés un 11%

    Una buena acústica en oficinas de planta abierta reduce el estrés un 11%