El riesgo de incendio se incrementa con las altas temperaturas

Los productos de protección pasiva son fundamentales para evitar la propagación del fuego

Con la llegada del calor, el riesgo de que se produzcan incendios se incrementa. Las altas temperaturas convierten las zonas forestales en puntos de especial vulnerabilidad. Los núcleos urbanos y construcciones cercanas a la vegetación aumentan su riesgo de incendio.

Debido a la expansión inmobiliaria, cada vez nos encontramos más urbanizaciones o edificaciones en áreas de bosques o de parques en los centros de las ciudades. Los incendios ocasionados en amplias zonas de vegetación podrían dar lugar a una catástrofe para las viviendas que tienen alrededor. Por ello, es muy importante tomar medidas de protección tanto activa como pasiva.

Del mismo modo, un incendio ocasionado en el interior de una edificación podría suponer un gran riesgo ambiental si las llamas se propagan y alcanzan zonas verdes. Por dicho motivo, la protección aplicada tendría doble funcionalidad, ya que brindaría seguridad tanto a las personas como al medio y permitiría a los equipos de extincion llegar a tiempo para evitar mayores pérdidas. 

La protección pasiva se puede definir como un conjunto de soluciones constructivas certificadas que garantizan una determinada resistencia al fuego si dichos sistemas entran en contacto directo con el mismo, retardando en lo posible y previsible el desplome del edificio por la pérdida de propiedades físicas y mecánicas, con el objetivo de reducir al mínimo el riesgo de pérdida de vidas humanas en un incendio así como los daños materiales que se ocasionan por el desplome de los mismos.

Los productos de protección pasiva son fundamentales para evitar la propagación del fuego. MERCOR TECRESA cuenta con múltiples soluciones. 

  • Morteros ignífugos de lana de roca Tecwool
  • Placa rígida Tecbor
  • Sellados Tecsel
  • Numerosos equipos de evacuación de humos y control de temperatura

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta el aislamiento de la edificación. El aislamiento de lana de roca ROCKWOOL es un componente clave en los edificios resilientes al fuego, ya que las fibras de lana de roca son esencialmente no combustibles y pueden resistir temperaturas de hasta 1.000 ºC. Además, gracias a su mínimo contenido orgánico, el aislamiento ROCKWOOL no produce ningún tipo de humo tóximo significativo.

En LAFUENTE suministramos una amplia gama de productos de protección contraincendios. En nuestros almacenes de Madrid y Leganés puedes conseguir toda la información necesitaria para proteger tu vivienda del fuego.

 


Destacados

Últimas Noticias

  • El proyecto europeo Rezbuild rehabilitará una vivienda en Madrid

    El proyecto europeo Rezbuild rehabilitará una vivienda en Madrid

  • Tarifa PLACO septiembre 2019

    Nueva tarifa PLACO