¿Cómo saber si una construcción es sostenible?

Innovación al servicio de la sostenibilidad medioambiental

“Sostenibilidad” es un término en auge que define en ecología y economía, las actuaciones que se pueden mantener durante largo tiempo sin agotar los recursos o causar grave daño al medio ambiente.
En la construcción, las certificaciones más relevantes que evalúan la sostenibilidad de edificios son LEED, VERDE, BREAM, DGNB y GREEN MARK. En general, estas certificaciones tienen en cuenta a la hora de determinar la sostenibilidad de una construcción los siguientes parámetros que explicamos a continuación: calidad de vida de los habitantes, eficiente gestión de la energía y del agua, uso de materiales ecológicos y la localización. 
CALIDAD DE VIDA DE LOS HABITANTES

Según afirma, Pilar García, técnica soluciones constructiva de Placo Saint-Gobain: “El objetivo principal de la edificación debe ser responder a las necesidades de sus futuros ocupantes”.

Por tanto, para evaluar la sostenibilidad de una edificación el compromiso de las empresas de construcción y reforma debería radicar en ejecutar edificaciones seguras, duraderas, sanas, adaptadas a las necesidades y a los retos de la sociedad.

La calidad del ambiente interior debe proporcionar salud a nuestro organismo. Esto se logra mediante el confort térmico y acústico, altas resistencia al fuego y a la humedad y empleando soluciones que eliminen los formaldehídos presentes en el aire y que afectan el sistema respiratorio.

USO DE LA ENERGÍA

¿Qué es el Certificado de eficiencia energética?
Se trata de un certificado, obligatorio en España desde junio de 2013, para los propietarios que deseen alquilar o vender sus propiedades inmobiliarias. Este documento evalúa la eficiencia energética de las construcciones.

Cada vivienda deberá realizar un informe sobre el consumo de energía. La evaluación la realizará un arquitecto, ingeniero o técnico superior. Tras una correcta evaluación se otorgará una calificación en correspondencia con la tabla de certificación energética de los inmuebles, la tabla está organizada alfabéticamente, de la letra A a la G, es decir, de mayor a menor eficiencia energética.

Es una exigencia establecida por la Unión Europea con el doble objetivo de que las casas consuman menos energía y reduzcan las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

En España, según cifras recientes del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía un 84% de las viviendas con etiquetado están en los últimos tres puestos (E, F y G). Sin embargo, una reforma energética de un piso es una inversión barata con muy altos beneficios tanto para el ahorro económico, como para el medio ambiente.

Un producto básico de aislamiento de ROCKWOOL como puede ser la lana de roca Soda (excelente aislamiento termo-acústico, podría obtenerse por un precio de 1,49€ m²)  ahorra más de 100 veces la energía primaria consumida y el CO2 emitido para fabricarlo, transportarlo y desecharlo. Cuando se utilizan aislamientos de tuberías en procesos industriales, en menos de un día se recupera la inversión lo que equivale a más de 10.000 veces el capital.

MATERIALES ECOLÓGICOS

Tanto para la salud como para el medioambiente son perjudiciales aquellos materiales que emiten gases nocivos afectando el sistema respiratorio. Algunos de estos materiales nocivos para la salud son el amianto, el cloro, el PVC, los metales pesados, entre otros.

Para que un edificio sea medioambientalmente sostenible hay que verificar si el proceso de fabricación, gestión, y uso es medioambientalmente eficiente. Por eso, es necesaria la optimización del consumo, minimizando los impactos de la actividad sobre los distintos recursos naturales.

Examinar muy bien el mercado para acudir a fabricantes transparentes como Placo Saint-Gobain. Ellos disponen de certificaciones ISO de responsabilidad ambiental y declaraciones ambientales del producto. Estos documentos comunican los impactos de los materiales en cada etapa del ciclo de vida. Los datos permiten a los arquitectos hacer una elección en función de su compromiso ambiental.

Una muy buena alternativa al uso tradicional de productos de construcción como el cemento o el ladrillo son los materiales en base yeso mineral natural ya que requieren poca energía en su transformación y  son totalmente reciclables. Emite menos CO2 y procede de minas y canteras que se restauran para preservar su biodiversidad.

LOCALIZACIÓN

Una edificación sostenible es aquella que lleva a la práctica el concepto de pensar en global y actuar en el ámbito local. Es esencial emplear materiales procedentes del ámbito local, integrados, respetuosos y compatibles con el entorno, a la vez que ayudan en el desarrollo económico y social de la localidad.

GESTIÓN DEL AGUA

La reducción del consumo del agua es otro de los factores a la hora de construir una casa sostenible. Se trata de mantener una gestión eficiente del agua a lo largo de todo su ciclo abastecimiento, saneamiento y reutilización. Es en esta última fase empleada por sectores como el de la construcción donde se puede realizar un tratamiento del agua para su posterior reutilización.

El futuro de la construcción está en las denominadas “passive houses” (casas pasivas), es decir, casas con balance energético casi nulo. Para alcanzar el gran reto de la construcción de casas ecosostenibles es importante la implicación y el trabajo continuo de arquitectos, técnicos, fabricantes, constructores y distribuidores. De conseguirse, esto se ayudaría a frenar las nefastas consecuencias del cambio climático en nuestro planeta.


Destacados

Últimas Noticias

  • Frenar el cambio climático y conseguir un ahorro energético

    Frenar el cambio climático y conseguir un ahorro energético

  • lana de roca ROCKWOOL

    La lana de roca reduce entre un 70% y un 90% los gastos de calefacción y climatización