Cómo aislar una fachada de forma rápida, sencilla y económica con el sistema INSUVER de ISOVER

Ventajas e instalación del sistema INSUVER de ISOVER

El sistema de aislamiento mediante insuflado con lana mineral INSUVER es el método más sencillo y eficaz para aislar tu vivienda y favorecer al ahorro energético.

El sistema emplea una tecnología no invasiva mediante insuflado seco a través de unas perforaciones que permiten aislar la fachada de un edificio de forma muy sencilla. Es un método rápido y económico que permite mantener la fachada intacta.

La lana mineral ISOVER proporciona aislamiento térmico y acústico, lo que genera un ahorro en la factura energética y en el consumo de energía, así como un mayor confort en la vivienda. Además, la lana mineral tiene una clasificación al fuego Euroclase A1, por lo que también ayuda a mejorar la seguridad pasiva del edificio. También es un material transpirable y no hidrófilo.

Su aplicación puede realizarse tanto desde el exterior, como desde el interior de aquellos muros que tengan una cámara de aire libre de, al menos, 4cm de espesor.

Otra de las ventajas de la lana mineral insuflada es que no modifica la fachada ni provoca pérdida de espacio útil. Tampoco requiere mantenimiento posterior ni se deteriora con el tiempo.

Su instalación es realmente sencilla y rápida, por lo que no genera ninguna molestia para los habitantes de la vivienda.

Estos son los principales beneficios que genera la instalación de este sistema:

  • Ahorro energético al reducir el uso de calefacción y aire acondicionado.
  • Aumento del confort térmico.
  • Mejora del aislamiento acústico.
  • Revalorización de la vivienda.
  • La barrera de aislamiento no se asienta con el paso del tiempo.
  • Es un producto sostenible y reciclable 100%.
  • No requieren de licencia de obra para su instalación.
  • Es una solución no invasiva.

Todas estas características convierten al sistema INSUVER de ISOVER en una opción realmente competitiva a la hora de aislar una fachada.

Cómo se instala el sistema INSUVER

El primer paso es analizar el estado de la cámara. Recuerda que debe tener mínimo 4cm de espesor.

El siguiente paso es probar la densidad y los equipos y realizar las actuaciones previas que sean necesarias.

A continuación, se procesa a la instalación del insuflado con INSUVER, realizando unos pequeños orificios en la pared.

Y, por último, se procede a realizar el sellado y acabado de la fachada.

Si necesitas más información, no dudes en contactarnos y podremos asesorarte más profundamente sobre este sistema.


Destacados

Últimas Noticias

  • Estrenamos nueva gama de adhesivos y selladores CEYS

  • Oferta en placa 4PRO® y 4PRO® PPM de PLACO