Cinco consejos para lograr confort térmico en tu hogar durante el verano

Aislar térmicamente la vivienda es el primer paso a seguir

Con la llegada del verano, llega el calor y, además, este año, según la Agencia Estatal de Meteorología, se prevé que sea más caloroso de lo habitual. 

Por ello, te damos cinco consejos para garantizar confort térmico en tu vivienda sin necesidad de emplear sistemas de refrigeración.

 

Aislamiento térmico

El primer paso para lograr confort térmico en tu vivienda es aislarla térmicamente. Emplear un aislamiento con altas prestaciones térmicas evitar tener que encender el aire acondicionado, lo que evita a su vez un gasto energético y económico elevado. 

Una vivienda aislada térmicamente mantiene una temperatura óptima y constante, tanto en verano como en invierno.

 

Puertas y ventanas reforzadas

Reforzar la hermeticidad de las puertas y ventanas es el siguiente punto, ya que se puede filtrar el calor exterior. 

¿Cómo se realiza?

  • Aplicando masillas o burletes (piezas de silicona que evitan que se produzcan fugas de aire).
  • Instalando toldos o persianas para proteger la vivienda del sol, evitando así las altas temperaturas.
  • Usando cortinas aislantes térmicas que impiden el paso del calor.

Si se necesitan renovar las puertas y ventanas, hay que escoger aquellas que tengan etiquetas de eficiencia energética, ya que consumen menos. Las de baja emisividad no dejan que el calor exterior entre en casa y permiten reducir entre un 30% y 50% el consumo de energía. 

 

Evitar encender electrodomésticos

Es recomendable evitar encender dispositivos electrónicos o electrodomésticos durante las horas más calurosas, ya que estos aparatos generan mucha energía que se libera en forma de calor. Un ejemplo es el lavavajillas, este electrodoméstico puede aumentar hasta dos grados la temperatura de un espacio.

Si fuese necesario encender algún aparato, hay que intentar no estar cerca y cerrar bien las habitaciones, para que el calor no se transmita al resto de la vivienda.

 

Apagar las luces

Hay que aprovechar al máximo las horas de luz solar y evitar encender las luces innecesariamente. Si fuese necesario tener que iluminar los espacios interiores, se pueden utilizar bombillas LED, que emiten menos calor.

 

Situar plantas en el interior de la vivienda

Las plantas ayudan a humedecer el ambiente, por lo tanto, tener plantas dentro del hogar hace que se refresque el entorno. Además, absorben los gases contaminantes y purifican el aire de la habitación en la que se localizan.

 


Destacados

Últimas Noticias

  • Decora tu hogar con elementos de escayola

  • El cambio climático y el aislamiento térmico